miércoles, 8 de julio de 2009

PINTURA CONTEMPORÁNEA




Precursores e Inicio de lo Contemporáneo

Desde la fluidez del impresionismo, pasando por la pasión de las pinceladas del expresionismo, la perfección de sistemas cromáticos, divisionismo, puntillismo, diversos estilos y características, son sólo algunos de los elementos que podemos destacar de los más importantes iniciadores de lo que hoy denominamos contemporáneo, son sólo algunos aspectos que podemos tratar de los precursores de las tendencias actuales, de los movimientos creados y caminos que todos nosotros hoy en día cursamos.
La pintura contemporánea es difícilmente abarcable y concebible sin mencionar algunos artistas de la segunda mitad del siglo XIX: Cézanne, Seurat, Van Gogh, Gauguin, Munch, Klimt, Ensor y hasta cierto punto, Monet, Rousseau, Dégas y Redon.
Cézanne busca darle vida a las obras de museo, hace un amplio y minucioso estudio de los tonos y substituye el modelado por geometrismos que brindan mucho volumen así como perfectos degradados y estudios de color, lo cual le brinda una excepcional perfección a sus obras que retoman a Poussin y lo rehacen al natural, busca dejar atrás la fluidez del impresionismo y lo momentáneo de este estilo y somete el arte a la inteligencia creadora.
Al igual que Cézanne, Van Gogh se aleja del movimiento y temporalidad del impresionismo, busca una mayor estabilidad en sus pinturas, pero a diferencia del equilibrio museal de Cézanne, Van Gogh transmite a cada una de sus obras una gran pasión y busca expresar en todas ellas sus sentimientos, angustia, dolor, entusiasmo, pasión; éstos son gritos de cada pincelada componente de las obras de este holandés. Van Gogh fuerza los colores a su extremo, y con líneas negras rodeando sus figuras radiantes de color logra una furia del color característica. En una carta a su hermano Theo, le escribe: “He tratado de expresar a través del rojo y el verde las terribles pasiones humanas”. Van Gogh deforma sus figuras, los rostros, pero sin la agresividad tan notoria de otros artistas como Lautrec; la obra entera de Van Gogh respira amor y fraternidad. Sus personajes como el cartero, el soldado, la fondista, han entrado en nuestra memoria colectiva como amigos imaginarios eternos, cosa que no sucede con Cézanne por ejemplo, a pesar de la perfección de sus pinturas.

Para Cézanne lo mismo valía pintar una fruta o una persona o un animal, una persona tenía lo impersonal de una fruta. En cambio, en Van Gogh encontramos que hasta la más sencilla flor, fruta o elemento tiene un alma. En sus últimos días, azotado por una enfermedad mental, plasma en su lienzo paisajes, formas retorcidos en muestra de un desesperado esfuerzo por vivir. Van Gogh es el primer expresionista plenamente dicho; aquél que busca expresar sus sentimientos a través de la pintura.
La posición de Seurat es diametralmente diferente, éste sufre de la fluidez del impresionismo, sin embargo, busca darle una solidez y un esquema más sistemático. Este es el fundador del neoimpresionismo con su revolucionaria técnica: El puntillismo. Seurat deja atrás toda pasión, no busca esa solidez al estilo de Cézanne con planos coloreados, sino por medio de la luz y sombra; ello aplicado al color da al igual que en Cézanne una dominación de azules pero expresada en pinceladitas redondas y pequeñas como puntos. Seurat con base en la teoría del contraste, pinta con colores puros sin ser mezclados en la paleta, y para pintar colores compuestos, el artista pinta abundantes puntos de colores elementales que el ojo del que observador se funden y es lograda una frescura y naturalidad mejor que lo que resultaría de una mezcla en la paleta a mano del pintor. Al dar a conocer su técnica divisionista y puntillista, Seurat logra hacer escuela con Signac y otros adeptos, a pesar de toda la crítica que recibe.

Así, con estos caminos trazados, se habría de desarrollar la pintura contemporánea hasta nuestros días, en la que aparecerían elementos y características de la pasión típica de Van Gogh, equilibrio e intelectualidad de Cézanne y dogmatismo técnico característico del puntillismo de Seurat. De una u otra forma todo sería para una ampliación del espectro y la experimentación en el arte sobre los lienzos y la transformación de los hombres y nuestros caminos a lo largo de la vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada